Imanes: Aliados de la salud

¿Por qué los imanes aceleran el proceso curativo?
El campo magnético atrae y repele las partículas eléctricas que componen la sangre, creando movimiento y calor. Este proceso conduce a la dilatación de los vasos sanguíneos, aumentando la circulación general y promoviendo una irrigación saludable que contribuye al proceso curativo natural.

¿Por qué alivian el dolor y son analgésicos naturales?
El campo magnético genera también una suave corriente eléctrica. Esta corriente estimula al sistema nervioso, disparando un bloqueo de las sensaciones dolorosas.

¿Por qué afirmamos que los imanes benefician a la salud?
Por la dirección en que se desplaza su corriente magnética, que le permite una alineación correcta con los vasos sanguíneos que se hallen afectados. Se asegura una penetración profunda en los tejidos del área que necesite tratamiento.

¿Cuáles son las contraindicaciones?
No aplicarlos directamente sobre heridas abiertas o si se usa algún dispositivo intracorporales tales como un marcapasos. Tampoco utilizar durante el período del embarazo.

¿Qué métodos de higiene se recomienda?
Los imanes son de uso personal exclusivo. La limpieza con jabones suaves y agua tibia los libera de la suciedad ambiente, la transpiración, los restos de pegamento de las banditas adhesivas y los posibles depósitos de sales minerales del propio cuerpo que hayan quedado adheridas. Sumergirlos en agua y alcohol es recomendable como método de asepsia.

¿Cuáles son las aplicaciones más importantes de los imanes?
La acción de los campos magnéticos tiene un gran espectro de aplicaciones. Los campos magnéticos actúan sobre las proteínas, normalizando la distribución iónica dentro y fuera de la célula. Los imanes actúan sobre la energía de los tejidos musculares, óseos y nerviosos, incrementando la circulación periférica. Al aumentar el aporte de oxígeno, se regenera rápidamente la actividad celular, reduciendo así el dolor y la inflamación. Se eliminan las grasas y las células muertas y se incrementan la capacidad de regeneración celular y las defensas naturales del organismo. Para ser efectivo un campo magnético, deben estar calculados los ángulos correctos, creando lo que se llama "efecto vestíbulo". La correcta localización del imán es una parte crucial del tratamiento.

¿Qué efectos colaterales pueden evidenciarse?
Se considera improbable la aparición de efectos adversos. Sin embargo algunos pacientes experimentaron un aumento del dolor durante los primeros días de tratamiento, otros refirieron una sensación de calor en el área de colocación de los imanes. En ambos casos, se trata de un franco aumento del aporte sanguíneo. Al disminuir la potencia magnética aplicada, cesarán las molestias. El "rash" cutáneo, que se presenta como el efecto más común, muchas veces se debe a las cintas que se utilizan para fijar los imanes.